Spahn: “Queremos que clasificar a las copas sea normal a futuro”

 

El presidente se refirió en diálogo con El Cuarto Poder a la clasificación de Unión para jugar el primer certamen internacional de su historia y reveló cuál fue la clave del logro: “Lo estamos disfrutando ya que es consecuencia del trabajo y el compromiso de mucha gente”.

Unión está viviendo uno de los momentos más importantes de su historia, ya que consiguió luego de una gran campaña la clasificación para disputar su primer certamen internacional. Un hecho solo comparable con el subcampeonato de 1979 y el ascenso logrado frente a Colón en las recordadas finales de 1989.

Luis Spahn, presidente de Unión, fue uno de los grandes artífices de este logro, ya que apostó nuevamente al proyecto de Leonardo Madelón y acompañó con su gestión a una idea que hoy otorga sus réditos. En diálogo con LT10, el dirigente hizo referencia a la clasificación para disputar la Sudamericana y analizó: “En algún momento reportaron un mensaje donde planteé que ingresar a una copa no tiene que ser un objetivo sino una consecuencia, fue cuando hablé de la formación y de la integración de los grupos. Pero de mala fe instalaron eso y dijeron que yo no quería entrar a una copa. Jugar un torneo internacional brinda un montón de cosas, como ingresos económicos, prestigio para el club, buen ánimo social porque los socios están felices en estas circunstancias. Lo estamos disfrutando, es mucho trabajo y compromiso de un montón de gente, cuando el resultado se da hay que disfrutarlo. Nos acompañaron los socios con su cuota social, todos los integrantes del fútbol profesional. El de Independiente fue un partido que dejó muchos mensajes para los hinchas pasionales”.

En cuanto a las claves del éxito, destacó: “Sin dudas que la formación de un grupo compacto con un alto compromiso deportivo. Nosotros acompañamos este proceso con una innovación en esta temporada que fue incorporar el desayuno y el almuerzo a los siete días de la semana para que los muchachos confraternicen, que no compartan solo dos horas de entrenamiento. Eso va solidificando el grupo y creando una pertenencia. Además de la visión del técnico, que hizo que todas esas individualidades tengan un resultado positivo”.