Inicio | Cultura | Pequeños hechizos para cambiar la energía de tu hogar

Pequeños hechizos para cambiar la energía de tu hogar

Desde una perspectiva holística, la experta en Feng Shui Tess Whitehurst comparte rituales y propuestas para transformar tanto la apariencia como las vibraciones del hogar.

La autora de Magia en tu casa: hechizos sencillos y consejos prácticos para cambiar la energía de tu casa y de tu vida (Ed. Kepler), Tess Whitehurst, cuenta en el prólogo del libro la bitácora que la llevó primero a comprender la relación –muy estrecha– entre sus sensaciones y su hogar; y en segundo lugar, a resolver sus estados de ánimo y circunstancias adversas de un modo esotérico. Depresión, peleas de pareja, dramas familiares e inestabilidad económica fueron algunas señales de “mala suerte” y “estancamiento energético”.
Whitehurst recurrió a técnicas que venía atesorando para “percibir la energía de manera experiencial”. Metafísica, prácticas sutiles e intuitivas del Feng Shui, sahumado con plantas, trabajo con cristales, colores, etc., fueron algunas de las llaves maestras que la ayudaron, y que ella agrupa bajo el término “magia”.
Compartimos algunos consejos y prácticas útiles referidas al despeje de objetos, limpieza y remoción de energías “extrañas” o “bajas” del hogar.

Limpieza

Todo está conectado. Cuando observamos nuestros hogares teniendo esto en mente, vemos que son como extensiones, o reflejos, de nuestros cuerpos, nuestras vidas y nuestros paisajes emocionales. Esto ilustra el famoso precepto mágico de Hermes Trismegisto, “Como es arriba, es abajo”. Arriba, el mundo visible y manifestado exteriormente (nuestro hogar), y abajo, el mundo invisible y manifestado interiormente (nuestros pensamientos, sentimientos y experiencias). Esta conexión entre lo visible y lo invisible, en lo que se refiere a las moradas personales, es algo de lo que ya somos conscientes.

Es probable que hayas vivido ya la experiencia de deshacerte de trastos viejos y sentido un aumento sorprendente de tu cantidad de claridad, comodidad, energía y alegría. Estas sensaciones positivas proceden de cosas como ser capaz de encontrar exactamente lo que estás buscando, de estar rodeada exclusivamente de lo que te gusta mirar, de no tener la responsabilidad de cuidar y de albergar objetos que no te importan y de abrir el armario y verlo lleno de ropa que te gusta. No solo eso, sino que desde un punto de vista mágico, el desorden representa y contiene energía pesada, estancada, que puede hacer que te resulte difícil, por no decir imposible, avanzar en la vida. Deshacerte del desorden libera esta energía estancada, lo que permite que tu vida fluya de un modo más sano, feliz y optimista.

Vea también  Los aviones supersónicos podrían ser una realidad en el corto plazo

La primera vez que despejé a fondo el desorden vivía en un piso diminuto (pero adorable) de Hollywood con mi novio y mi gato. Terminaba de leer un libro titulado Libérate con el Feng Shui de Karen Kingston, y me transformé en un tornado de simplicidad, repasando un cajón tras otro, y un armario tras otro, tirando, dando, arreglando lo que estaba estropeado y terminando proyectos inacabados. No paré en dos semanas, y tiré o di más de ocho bolsas grandes de la basura llenas de objetos innecesarios. Me sorprendió haber tenido espacio suficiente para todo lo que había acumulado. Y, cuando hube terminado, empecé a comer de modo más saludable (no tener desorden en mi casa hacía que no quisiera introducir desorden en mi organismo), a hacer más ejercicio (la energía estancada había desaparecido de mi hogar, y yo sentía una energía y una ligereza naturales) y a sentirme más inspirada y reforzada (ya no tenía la sensación de ser esclava de mis posesiones, y me sentía como si hubiera recuperado mi vida y pudiera elegir en que quería centrar mi atención y mi energía).

Limpiar
Limpiar la casa es una poderosa intervención mágica. Como (a) todo está conectado, y (b) tu entorno exterior refleja tu entorno interior, cuando limpiás tu casa también estás limpiando tu mente, tu cuerpo y tu espíritu. Esto te permite experimentar un aumento de energía, felicidad, claridad y salud, lo que a su vez aumenta tu capacidad de manifestar tus deseos y provee tu vida de condiciones ideales.

No sólo eso, sino que abordar la limpieza desde un punto de vista mágico en lugar de mundano transforma todos los aspectos de la experiencia. Esta se convierte en una aventura de elevación de las vibraciones; una práctica transcendental, aromaterapeutica y concientizadora que activa y refuerza las energías mágicas de tu hogar. Y, si limpiar sigue sin gustarte, por lo menos tendría que resultarte un poco menos pesado.

Vea también  El hurto de energía genera “una pérdida de 600 millones de pesos”

Productos: Asegurate de comprar o preparar productos de limpieza ecológicos. Reconocer y honrar nuestra conexión con la Madre Tierra nos ayuda a sentirnos conectados ella.
Aceites esenciales: Son aromas vegetales muy concentrados, totalmente naturales, que podés adquirir por Internet y en la mayoría de tiendas de productos naturistas. Añadir entre diez y veinte gotas de uno o más de estos aceites a tus productos de limpieza no solo les conferirá una fragancia deliciosa, sino que también funcionará a nivel emocional para afectar positivamente a tu estado de ánimo y a tu experiencia vital, así como a las vibraciones energéticas de tu casa.

Cedro: espiritualidad, fuerza, altas vibraciones.
Canela: prosperidad, altas vibraciones (tené cuidado, puede irritar la piel).
Salvia romana: euforia, claridad.
Lavanda: relajación.
Limón: frescura, energía, felicidad.
Menta: energía, amor, altas vibraciones.
Rosa o geranio rosa: romance, espiritualidad, altas vibraciones.
Romero: concentración, memoria.

Mandarina: calidez, abundancia.
Esencias florales: Más que la fragancia de una planta, puede decirse que una esencia floral es una poción preparada. Es la vibración energética, o sabiduría emocional única de una flor. Suelen usarse como remedios homeopáticos, situadas debajo de la lengua o mezcladas con agua, pero yo también las utilizo en los cuidados mágicos de la casa para cambiar la vibración y la sensación del espacio.

Mientras limpiás, tal vez quieras escuchar música inspiradora para que la energía fluya de modo saludable. También podrías quemar incienso o difundir aceites esenciales en un quemador de esencias o cualquier otro difusor de fragancias para desbloquear y disipar la vieja energía que se está liberando.

Además, dado que tu entorno exterior refleja tu entorno interior y viceversa, necesitarás beber mucha agua, porque limpiar tu casa estimulará el proceso de desintoxicación de tu organismo.
Terminá con una limpieza personal. Mientras limpias, tu organismo libera toxinas a través de los poros de tu piel. Además, tu aura absorbe a veces restos energéticos. Para disolver y eliminar estas toxinas, date un baño cuando hayas terminado. Añadí, por lo menos, una de taza de sal marina en el agua. La sal marina y/o la menta ayudarán a disipar y neutralizar toda la negatividad y elevarán tus vibraciones personales.

  • Despejar el espacio
    Despejar el desorden y limpiar contribuyen a eliminar la suciedad tanto física como energética de tu casa y de tu vida. Despejar el espacio contribuye a ajustar la energía de tu hogar todavía más al eliminar la negatividad restante, atrayendo energía fresca, abundante y centelleante, y elevando las vibraciones a un nivel muy alto y armonioso. Si hacés esto, será poco probable que entre las paredes de tu casa haya discusiones, riñas, confusión y negatividad general, y la risa, la inspiración, la claridad, la alegría y el amor franco aflorarán a la superficie.
    Hay muchas formas de despejar el espacio. Sea cual sea el método o los métodos que elijas, te sugiero abrir todas las ventanas y puertas posibles antes de empezar. Ello obedece a que lo que vas a hacer es crear un movimiento saludable en el flujo de energía. Cuando la energía tiene más sitios donde fluir, la energía fresca puede entrar con mayor facilidad y en mayor abundancia.
  • A continuación expongo algunos elementos sencillos del despeje del espacio:
    Hacer palmas
    Las palmadas sonoras en los rincones y a lo largo del perímetro de las habitaciones desbloquea y libera la energía estancada. Después lávate las manos para limpiarlas de cualquier negatividad que puedan haber absorbido.
    Sonajas, tambores y panderetas
    Como las palmadas, liberan la negatividad y la pesadez y hacen fluir la energía de un modo saludable. Recorré el espacio con el instrumento elegido, concentrándote en los rincones, los puntos oscuros y el perímetro de las habitaciones.
    Campanillas
    Elevan las vibraciones y llenan las habitaciones de dulzura y de luz. Elegí campanas con sonidos que realmente te gusten y hacelas sonar en las habitaciones.
    Canturrear
    Canturrear despacio y totalmente el sonido “Om” por lo menos tres veces en cada habitación y área puede limpiar suavemente la negatividad y elevar potentemente las vibraciones.
    Por último, se puede sahumar el lugar con hierbas como salvia blanca o sahumerios como el Nag Champa.
Vea también  Lady Di: La princesa del pueblo
Ronda Vida 106.7

Te puede interiesar

Trump dice que tendrá otra reunión con Putin

El presidente de Estados Unidos, Donald Trump, dijo que está “deseando” reunirse de nuevo con …

Comentar esta publicación