Netflix y Spotify empiezan a pagar IVA

A partir del decreto publicado en el Boletín Oficial, las plataformas de streaming de empresas extranjeras comenzarán desde mañana a sumar el impuesto en sus precios.
A partir de mañana, los usuarios de plataformas como Netflix, Spotify y otros servicios extranjeros de streaming online verán un apartado para la aplicación del impuesto IVA. Es decir, deberán pagar más. A esa modificación impositiva se le suma a las empresas la obligación de pagar el Impuesto a las Ganancias anunciada previamente, algo que también se trasladó a los precios.
De acuerdo con lo establecido en el Boletín Oficial con el decreto 354, el Impuesto al Valor Agregado se le va a agregar a los “servicios digitales prestados por un sujeto residente o domiciliado en el exterior en la medida que su utilización o explotación efectiva se lleve a cabo en el país”. Esa definición quiere decir que el impuesto alcanza a las empresas digitales que provean servicio en Argentina, pero sean originarias de otro país, como pueden ser las plataformas de streaming pero también empresas como Airbnb y Uber.
Esto incluye a todos los servicios de transmisión y descarga legal de películas, series, música y juegos que sean empresas del exterior pero tengan disponibilidad y usuarios en el país.
Como en los casos de bienes físicos, será el consumidor final el que tendrá que pagar el impuesto, excepto en el caso de que exista un intermediario en el país que intervenga en el pago, como tarjeta de crédito. En esos casos, será el intermediario el que actúe como agente de percepción y liquidación del impuesto. Es decir, las empresas de tarjetas de crédito retendrían el IVA y se lo transferirían a la AFIP.
En esos casos, los usuarios de las plataformas no van a tener que hacer ninguna modificación en sus configuraciones, el único cambio va a ser el monto nuevo que se les cobrará.
El gravamen a los servicios digitales fue uno de los focos de la reforma tributaria legislada el año pasado, y el decreto en el Boletín Oficial reglamenta las condiciones para el cobro. El punto fue debatido ya que se consideraba que podía llegar a afectar las perspectivas de inversión de las empresas extranjeras y representaba una mayor carga al consumidor.
Para el caso de Netflix, el servicio de streaming más popular en el país, a partir de ahora el abono básico pasa a ser USD 10,87, mientras que el estándar costará USD 13,29 y el premium, USD 16,92.