Canjeaba nichos por costillares de vaca y lo descubrieron

 

Un empleado municipal de Centenario, Neuquén, quedó suspendido por 20 días luego de que lo denunciaran por cambiar nichos en el cementerio por costillares de vaca. También se lo acusa de vender lápidas y ornamentos florales.

La denuncia la hizo Alejandra, una mujer que descubrió el robo de un ornamento luego la muerte de su padre. Entonces comenzó a investigar y se encontró con un mecanismo de corrupción, donde un empleado que tendría cómplices vendía lápidas por hasta 500 pesos, también arreglos florales y canjes de nichos por los mencionados costillares.

“Hace cuatro meses falleció mi papá. Se hizo el proceso de entierro y el primer hecho para destacar me ocurrió con las coronas. A los dos días vuelvo al cementerio y no estaban más”, relató a lmnequen.

“Pedí explicaciones y los empleados me dijeron que las sacan por limpieza, pero después me dijeron que una mujer vende esas coronas a una florería de la localidad“, denunció.

Luego se enteró de que las piedras para la lápida también habían desaparecido y cuando hizo el reclamo descubrió que esas mismas piedras por la que ella pagó al cementerio habían sido denunciadas como robadas por una familia hace un mes.

“Entonces decidí reunirme con el director para solucionarlo, pero tal vez la única solución sea que la gente corrupta se vaya”, consideró.

“Al parecer son negociados entre empleados que se hacen con el desconocimiento del director. Cambiaron al director hace poco y el nuevo está tratando de arreglar este sistema corrupto que tiene acá adentro”, agregó.

Fuente: Minuto 1