Rosario, 20 de Marzo de 2018 El Ex Presidente de Ecuardor Rafael Correa fue condecorado Honoris Causa por la Universidad Nacional de Rosario.- Foto: JUAN JOSE GARCIA

Rafael Correa fue declarado doctor honoris causa en la Universidad Nacional de Rosario

En un discurso de más de una hora, el ex presidente de Ecuador reclamó la unión de América Latina para alcanzar “la segunda y definitiva independencia”

 

En Rosario, a la que celebró como la tierra de Ernesto “Che” Guevara, el ex presidente de Ecuador Rafael Correa reclamó en la noche del martes la unión de América Latina para poder alcanzar “la segunda y definitiva independencia”. Frente a un auditorio colmado que acompañó la ceremonia en la que fue declarado doctor honoris causa de la Universidad Nacional de Rosario (UNR), el ex mandatario destacó que “la patria grande, como llamamos a nuestra América Latina unida, ya no es sólo un sueño de nuestros libertadores, sino la mejor y tal vez la única manera de alcanzar la independencia”.

Durante una hora y cinco minutos Correa abordó los retos del desarrollo desde una perspectiva económica, social y política. “La mejor forma de liberarnos del imperio del capital es la integración”, insistió. Puntualizó que la Unasur, con 500 millones de habitantes, tiene potencialidad para incidir en el “injusto e inmoral orden mundial”.

Destacó que la unión de Sudamérica le permitiría convertirse como bloque en la cuarta economía del planeta, con un 6 por ciento del PBI mundial. Destacó además que la zona posee un tercio de las fuentes de agua dulce del planeta, está en el primer lugar en la provisión de alimentos y cuenta con reservas de hidrocarburos por los próximos cien años. “Separados, será el capital transnacional el que nos imponga las condiciones. Unidos, seremos nosotros los que impondremos las condiciones al capital”, explicó.

Mirá también

Rafael Correa: “Lenín Moreno retrasó Ecuador 20 años en sus seis meses de presidencia”

Entre el público lo escuchaban representantes de Abuelas de Plaza de Mayo de Rosario, que le entregaron uno de sus emblemáticos pañuelos. También un grupo de ediles de la ciudad, que lo declararon visitante distinguido. Correa era presentado en la actividad como “Mashi”, que significa “compañero” en la lengua quechua.

Como sucedió con distinciones que recibió en el pasado en Universidades de Buenos Aires, Córdoba, Quilmes o La Plata, Correa fue reconocido por sus méritos académicos, pero en especial por sus “aciertos y virtudes con la Revolución Ciudadana”, según explicó el decano de la Facultad de Ciencias Políticas, Franco Bartolacci. El dirigente, ahora afincado en Bélgica, bromeó al asegurar que aceptaba la distinción “antes de que se den cuenta del error que están cometiendo”. Mañana clausurará su visita a Rosario con una disertación pública en esa casa de altos estudios.

Rafael Correa criticó duramente a Durán Barba: "Le pido disculpas al pueblo argentino, es descarado". (Juan José García)

Rafael Correa criticó duramente a Durán Barba: “Le pido disculpas al pueblo argentino, es descarado”. (Juan José García)

Antes de recibir la distinción Correa participó de una conferencia de prensa en la que dijo que las derechas en Sudamérica están implementado en algunos casos un nuevo Plan Cóndor, en el que “no necesitan las botas militares de los 70”, ya que “es suficiente con los medios de comunicación y con judicializar la política”.

“Es claro que hay retrocesos a nivel de conquistas sociales, conquistas políticas. Ha cambiado la dirección política de muchos gobiernos, aquí democráticamente, pero lo de Brasil es impresentable y América Latina miró para otro lado”, cuestionó. Al ser consultado por Clarín sobre la situación de Lula calificó su caso como una “injusticia aberrante”, y opinó que “la oligarquía y la partidocracia brasileña tiene una papa caliente porque Lula preso es un héroe, muerto un mártir y libre presidente”.

Mirá también

El lío ecuatoriano, Lenin contra Correa y el mito de las bojigangas

También criticó con dureza a Lenin Moreno, a quien eligió como su sucesor y con el que ahora está duramente enfrentado. Lo definió como “el (presidente de Brasil, Michel) Temer de Ecuador”. Lo cuestionó por aplicar “el programa de la derecha” y por estar “repartiendo el país y traicionar los postulados de la Revolución Ciudadana”.

Aunque dijo no querer hablar de la situación del país que visitaba y recordó que con Mauricio Macri tuvo una relación de mutuo respeto mientras era presidente de Ecuador, castigó sí a su compatriota Jaime Durán Barba, uno de los principales asesores del Gobierno. “Le pido disculpas al pueblo argentino. Es descarado. Lo que está pasando en Ecuador es el libreto de Jaime Durán. Dice que al adversario político hay que destruirlo. Eso es lo que están aplicando en Ecuador. Creo que por acá también”, deslizó en la única crítica directa hacia el mandatario argentino.