La sequía golpea a la región y deja pérdidas millonarias

Fuente: El Ciudadano

El impacto económico producido por la sequía y los consecuentes recortes en las estimaciones de producción de soja y maíz rondarían los US$ 4.650 millones, lo que equivale al 0,7% del Producto Bruto Interno (PBI) estimado por el Fondo Monetario Internacional para Argentina, informó hoy la Bolsa de Comercio de Rosario (BCR).

Dicho cálculo se obtuvo al sumarle a las pérdidas de US$ 1.550 millones que sufrirían los productores la caída en la actividad de sectores conexos como pueden ser el transporte, maquinaria y la construcción, entre otros rubros.

Las pérdidas de los productores “se componen tanto de la menor rentabilidad que obtendrá de las hectáreas que logren cosecharse de soja y maíz como de la pérdida por insumos aplicados a superficie que, habiéndose sembrado, no se terminaría cosechando, así como también por el costo de oportunidad en las hectáreas que no lograron sembrarse ante la falta de condiciones adecuadas”, explicaron desde la BCR.

De esta manera, “los menores ingresos de los productores que trabajan a lo largo y a lo ancho del país redundarán en una menor masa de recursos hacia el resto de la economía, lo cual se traduce en una pérdida de ingreso nacional adicional de US$ 3.100 millones, una vez que consideramos el efecto multiplicador del gasto sobre la actividad económica nacional en su conjunto”, agregaron.

Anterior al informe del impacto económico presentado hoy por la entidad bursátil en Expoagro, la misma recortó nuevamente las estimaciones de producción de soja y maíz.

Según ésta, la cosecha de soja se redujo hasta las 40 millones de toneladas, 6,5 millones de toneladas menos que las calculadas en el informe de febrero, mientras que la de maíz se ajustaron a la baja en 3 millones de toneladas al posicionarla en 32 millones de toneladas.