La estatal YPF, ¿solución del conflicto de Oil Combustibles

Fuente: El Ciudadano

El grupo Ceibo, que se atribuye la compra del grupo Indalo de Cristóbal López a pesar de que la operación no fue aprobada en la Justicia, sostuvo que el “escenario futuro” de Oil Combustibles “se torna incierto” y cuestionó a la Afip por no aceptar su “plan de reestructuración” del conglomerado de empresas. Por su parte López, al ser excarcelado, agregó más confusión a la situación e incertidumbre por la continuidad de los puestos laborales en la compañía petrolera que hoy se encuentra paralizada: “Yo no vendí nada, soy el dueño de Indalo”.

“Luego de incesantes esfuerzos para sostener las fuentes laborales de 4.000 trabajadores y de presentar un adecuado plan de reestructuración, el grupo Ceibo reconoce que el escenario futuro se torna incierto”, informaron desde el grupo empresario en un comunicado realizado en el mismo día en que López quedó en libertad.

“En gran parte, debido a las constantes e inentendibles negativas y rechazos de la Afip y del Poder Ejecutivo Nacional (PEN) a permitir todos y cada uno de nuestras propuestas, tornando la situación cada vez más difícil y profundizando el ahogo financiero en el que se encontraba inmerso el grupo de empresas desde que esta dirección asumió las operaciones en octubre del año pasado”, continua el escrito, difundido en tres páginas con membrete del grupo Ceibo.

Desde la empresa, indicaron que tal situación financiera llevó a que paralizará la refinación de petróleo en su planta de San Lorenzo “con el objeto de evitar generar nueva deuda correspondiente al Impuesto a la Transferencia de Combustibles (ITC)”, por lo cual ya debe 8.000 millones de pesos a la Afip.

 

“No vendí”

Luego de ser excarcelado, López intentó aclarar la situación de sus empresas del grupo Indalo: “Yo no vendí las compañías, estaba inhibido para venderlas. El boleto de compra venta del señor Ignacio Rosner (representante del grupo Ceibo) lo decía en el primer artículo: se vende siempre y cuando el juez Julián Ercolini lo apruebe porque tenemos una inhibición sobre los bienes. No vendí porque la venta está sujeta a la aprobación del juez”.

“Muchos dicen (Rosner) está manejando la compañía, entonces es dueño. No señor, nosotros a Rosner lo pusimos de presidente para que se pusiera a trabajar e hiciera lo que él decidiera que iba a traer plata y capitalizara a la compañía”, indicó López en declaraciones a C5N.

“Me metieron preso porque dicen que vendí sin permiso”, agregó López y finalizó: “Yo no estuve preso, estuve secuestrado” porque “el juez Ercoini me secuestró”.

La Cámara Federal decidió cambiar la caratula de la causa de administración fraudulenta a evasión fiscal, por lo que al mismo tiempo implicará que la causa quede bajo competencia de la Justicia Penal Tributaria.

 

YPF, ¿la solución del conflicto?

La empresa YPF, petrolera estatal, “hizo pública su intención para colaborar en la búsqueda de una solución que evite desguazar la refinería de San Lorenzo”, indicó Héctor Brizuela, secretario de asuntos legales del Sindicato Único Petroleros e Hidrocarburíferos (Supeh).

La situación de la refinería está al límite y más de 400 puestos laborales directos en absoluto riesgo. “Hemos iniciado gestiones ante YPF y hemos encontrado eco”, lanzó el dirigente gremial quien señaló que se recibió una misiva de la petrolera estatal que dice: “Es intención de YPF en participar de un proceso de búsqueda de alternativas comerciales y/o industriales que eviten la profundización de la crisis que atraviesa Oil Combustibles, a la vez que resulten generadora de valor para sus acreedores, accionistas y público consumidor”.

“Es muy importante y es una puerta que se abre para salvar la refinería”, celebró Brizuela.