Independentistas anuncian “Primavera catalana”

Cortaron rutas en protesta por la detención de Puigdemont.

La policía desalojó hoy a centenares de manifestantes independentistas que cortaron calles y autopistas en Cataluña, en protesta por la detención del ex presidente regional Carles Puigdemont, quien ayer quedó en prisión preventiva en Alemania a la espera de si será extraditado o no a España.

Los cortes fueron organizados por los Comités de Defensa de la República (CDR), grupos civiles organizados para impulsar la independencia de Cataluña.

En tanto, los Mossos d’Esquadra, la policía regional, desalojaron uno a uno a los centenares de manifestantes que bloquearon la principal autopista AP-7, que conecta Catalunya con Francia, a la altura de Figueres en Girona.

Las manifestaciones, a veces con disturbios y enfrentamientos, los cortes de carretera y las pintadas en edificios oficiales se multiplicaron los últimos días en esta región española para protestar contra el encarcelamiento de líderes separatistas y la detención de Puigdemont en Alemania.

También hoy hubo cortes en la autopista A2, una de las principales del país, como en carreteras regionales y calles céntricas –como las avenidas Diagonal y Meridiana– lo que provocó que miles de coches quedaran bloqueados varias horas.

“Estalla la primavera catalana”, anunciaron los CDR en un comunicado, aludiendo a la llamada “primavera árabe” que hace siete años revolucionó varios países del norte de África y Cercano Oriente.

El comunicado anuncia “movilizaciones en todo el territorio”, que “van a desbordar las previsiones y cambiar la mentalidad respecto a las vistas hasta el momento”, en protesta contra la “ocupación” de España y con un objetivo: “la construcción efectiva de la República”.

También el partido antisistema Candidatura de Unidad Popular (CUP), una de las tres fuerzas independentistas que conforman la mayoría en el Parlamento catalán, publicó varias fotos de las protestas con el mensaje: “¡La primavera catalana ha comenzado!”, citó la agencia de noticias DPA.

La nueva ola de movilizaciones llega un día después de que Puigdemont quedara en prisión preventiva en Alemania a la espera de que se decida su entrega a España, un trámite que podría durar de diez a 60 días.

El ex presidente, que llevó hasta el extremo el plan independentista en Cataluña, fue detenido el domingo tras cruzar en coche la frontera norte de Alemania.

El Tribunal Supremo español había activado el viernes una orden europea de detención contra él.

Puigdemont, que llevaba cinco meses viviendo en Bruselas, está acusado en España por rebelión y malversación a raíz del proceso separatista que tuvo su máxima expresión en el referéndum del 1 de octubre pasado, declarado ilegal por la justicia española.

En total hay 25 líderes catalanes procesados por el plan soberanista, nueve de ellos ya en prisión preventiva en Madrid y otros seis fuera de España.