Andy Kusnetzoff le respondió a Anamá Ferreira con una contundente carta abierta

El conductor se refirió a la fuerte acusación que le realizó la ex modelo brasileña.

Anamá Ferreira (66) sorprendió con una dura e inesperada acusación contra Andy Kusnetzoff (47), a quien con una serie de mensajes en Twitter le recordó al conductor que le hacía “bullying durante años” en su época como notero en CQC.

Durante la emisión de PH: Podemos Hablar (Telefe, sábados a las 22), la brasileña señaló que en aquellos años Andy tenía “la impunidad de burlar” y reiteró que debido a eso nunca más pudo “conseguir trabajo”.

“Gracias a vos no me llamaron más para hacer TV, porque vos me pusiste el monte sobre mi manera de hablar (nunca abandonó su tonada portuguesa). Eras el canchero de CQC”, publicó, entre otros tantos mensaje, Anamá.

Lejos de hacerse el desentendido, el conductor se hizo cargo de los mensajes y publicó una rápida respuesta, también vía Twitter.

“Arranco con ‘querida’ porque desde que nos conocimos sentí simpatía por vos, cariño por tu forma de ser y por tener siempre linda energía”, comenzó Andy, que afirmó que se sintió “sorprendido” por los mensajes.

“Respecto al bullying, que como digo siempre en la radio es algo duro y desagradable, me gustaría aclarar que esas notas eran parte de un estilo de notas humorísticas que hacíamos con reconocidas figuras del mundo del espectáculo, como vos, siempre con el aval del entrevistado (no cámaras ocultas) y que sucedieron hace 25 años aproximadamente en CQC”, aseguró.

Y continuó: “He contado ya algunas veces en los últimos años que ese personaje canchero sólo representaba una parte de mi personalidad en esos años (veintipico), y que servía como escudo para contar cosas feas de la política de esos tiempos (menemismo), así como colarme en los Oscars o para acceder a personajes como Fidel Castro o Bill Clinton. En el ámbito local siempre sentí que nos reíamos con los entrevistados y no de ellos”.

Luego, Andy afirmó que con la modelo y conductora siente una identificación producto de su historia de vida: “Como vos sabés mi familia se tuvo que exiliar en 1977 y mi destino fue justamente Brasil. Tuve que entrar a primer grado en una escuela de Río y aprender a leer y escribir sin hablar el idioma. ¿Cómo no te voy a entender?”.

“Volviendo a aquellas notas, siempre entendí que aquello era complicidad, sobre todo con tu siempre buen sentido del humor. Pero este adulto de 47 años puede entender perfectamente otro punto de vista, y comprender que si en ese momento a vos te afectó y en ninguna de las notas me lo pudiste decir, debo tomar el reclamo hoy”.

“Hace mucho tiempo que no soy ese rubio de 24 años, pero el adulto que soy ahora te pide disculpas. No importa que hayan pasado dos décadas, ni que en el momento no registré que ese humor te haría mal. Como vengo diciendo públicamente, siempre es válido manifestar un dolor”, concluyó Andy, haciendo autocrítica.

El conductor afirmó que la respuesta llegó vía Twitter porque por esa vía comenzó Anamá. Pero también dejó la puerta abierta para aclarar la situación “tomando un café” o en su ciclo radial o de televisión, “donde consideres que la reparación sea más sanadora”.